Accueil

¡Cántale Pues ! sobre valores y cuestiones ambientales
El arpa es un sueño
Teatro infantil con vocación social
¿Pasado de moda ?
La construcción de la jarana jarocha
Décimo Festival del arpa en Cerrillos
Semillas
Convite de versadores en Misantla
La supuesta doble paternidad de Espinel
Definiciones y afinaciones de la jarana jarocha
Son, Denominación de Origen y otros cuentos
Son jarocho y extraterritorialidad
Tlacotalpan resurge dignamente altiva
Discursos rescatistas y contradictorios del son jarocho
Un convite jarocho
La Invención de América
De nuevo El Viejo
La siembra de ¡Cántale Pues !
El repertorio jarocho (segunda parte)
El repertorio jarocho (Primera parte)
Turismo y legado cultural
Madero : la utopía asesinada
Al son de la veracruzanidad
Fandangos decimonónicos : entre el furor y la cautela
Día de Muertos, noche de prejuicios
15 años de actividades de TISEV
Sociedad Nacional de Arpistas
Ballet folclórico
El son jarocho : innovación o permanencia
Un grito anegado
Andrés Alfonso Vergara : 1922-2010
Un fandango en 1857
Mario Barradas Murcia
El Coliseo de la Ciudad de México
Adiós Mamá Carlota y el Pito Real
Lázaro Patricio y el “derecho” de pernada
Primer Convite de Versadores de Misantla
“¡Cántale Pues !” en Barragantitlán
Linaje de músicos y versadores : Carlos Alonso Zamudio
El término “jarocho”
El arpa misionera y la de la soldadesca
Arreglar o descomponer
Israel Estrada
Sebastián Guigui : Con-cierto Reciclado
Cultura popular y modernismo
Los Corridos zapatistas
¡Viva la cuenca paisano !
El legado de tío Guillo
Toca tocotín
Primera Reunión de Decimeros y Versadores en Xalapa
Las músicas jarochas ¿de dónde son ?
Un chotis “choteado”
¿Canción, huapango o son ?
Tarima sin ley
Patricio Hidalgo Belli
VII Convite decembrino de Jaraneros
La Mona
Zenen Zeferino Huervo
Mujeres jaraneras : reflexión y fiesta
Jornada académica y vivencial sobre el son jarocho
La desolación del Vale Bejarano
Señor Presidente le vengo a avisar
La Calaca en la escuela
Las décimas del calabozo
La música barroca y el son jarocho
Bienes culturales e identidad
Sincretismo en el son jarocho
El arpa en México
De la vihuela de péndola a la guitarra de son
“Malabarpistas”
3° Encuentro de Arpistas en Xalapa
La Inquisición en la música jarocha
Hoguera o garrote vil
Tío Nico, Nicolás Sosa Hernández
Había una vez un Iván...
¿Profesionalmente tradicionales ?
La Jarana Primerita
Una Correa Grande
Soneros de corazón
Tercer Encuentro de Jaraneros y Decimistas en Córdoba
Cultivando el son
Amargo dulzor
Un silencio que grita
Relatos con música y chocolate
Un investigador pionero : Hellmer
Entre bordones y trinos
Cómo, por qué y de dónde “son”
El traje de la jarocha
¿Sí son o no son ?
Se parece mucho a un arpa
Después de pasado el Cóndor
Entre el Evangelio y la Espada




Corse
Canti & Musica - Anthologie de chants et musique profanes
Ocora - 2011



Participer à notre action :

      En adhérant
      Par le mécénat
 

[ Retour ]

Primer Convite de Versadores de Misantla


¡Alto la música !

En este antiguo asentamiento totonaca prehispánico, del cual se conoce todavía muy poco, pero cuya importancia sorprende al visitante ante la magnitud del sitio arqueológico de la comunidad de Morelos, existe una inusitada cantidad de versadores ; gente de campo que no niega sus raíces. Autodidactas todos ellos, tienen un depurado manejo intuitivo de la rima y comparten un mismo gusto por el idioma que desarrollan con fino ingenio y frescura. Gracias a nuestra amistad con el profesor Israel Estrada, versátil creador misanteco ampliamente reconocido y respetado por todos, hemos podido convivir con algunos de los mejores versadores de esta bella y cálida región, disfrutando de su amable hospitalidad. Así, en mayo pasado tuvimos el gusto de reunirnos en el rancho de don Mateo Lagunes Salazar, con quien pasamos una exquisita tardeada que obviamente tuvo como plato fuerte la versada y el intercambio amistoso de sextetas y décimas entrecruzándose en animadas controversias para deleite de la concurrencia. Aunque no son las únicas, vale la pena destacar la presencia de dos familias que gozan de un merecido prestigio como grandes exponentes de la rima : los Lagunes y los Jiménez. Conrado Jiménez Sánchez, es un experimentado versador que lo mismo abarca temas históricos y exalta las riquezas naturales del lugar, como también lanza al vuelo sus coplas chuscas comentando al momento algún suceso. Por su parte, orgulloso de su legado don Mateo advierte que “nosotros somos versadores campiranos que no tenemos mucha instrucción ni escuela, pero eso no nos impide componer de manera natural. Y cuando nos proponemos desarrollar algún tema en particular, lo hacemos a nuestra manera porque ese gusto tenemos. Aquí ha venido mucha gente de fuera que se sorprende cuando conoce la versada nuestra. Esto nos estimula a seguir adelante y sobre todo nos anima a querer hacer cada vez mejor las cosas”. Es por ello muy interesante constatar cómo entre ellos mismos, estos magníficos versadores se han ido consolidando con un grupo autónomo abierto, unido sin embargo en torno de un mismo interés : su genuina pasión por el verso, tanto escrito como declamado y desde luego también improvisado. Esto les ha permitido desarrollar un estilo propio, que es a la vez inequívocamente veracruzano y se inscribe dentro de la cultura del verso que se da tanto en la región huasteca como la jarocha. Músicos misantecos, como Israel Estrada han por eso mismo abrevado en ambas vertientes, de tal suerte que junto con sus hijos Julio y Luis interpretan huapangos huastecos y sones jarochos.

El Primer Convite de Versadores de Misantla llevado a cabo el pasado 12 de junio 2010, contó con la participación de 20 decimistas que deleitaron al público en el Parque Morelos.

La siembra del verso

Desde hace ya algún tiempo han emprendido una interesante colaboración algunos de los más connotados versadores de la región y el profesor Estrada, contando además con el importante respaldo del Lic. Vicente Romero Gaona, director del semanario El Pregonero. En efecto, en la columna que escribe Israel Estrada en dicho periódico, precisamente titulada Dirimiendo la Décima, los trovadores de la región ha encontrado un espacio idóneo para expresarse sobre los más diversos temas, desde el “reto” o el recado que espera contestación de parte del colega aludido, hasta el infaltable comentario político tan en boga en las lides electorales actuales. En décima, lo sabemos, se puede tocar prácticamente cualquier temática, tanto jocosa como seria. Desde mi punto de vista, una de las inquietudes que me parecen particularmente interesante por parte de los compañeros versadores misantecos, es la de trasmitir este valioso legado cultural de la décima a las nuevas generaciones, para poder así asegurar su permanencia. Y para ello, gracias a las gratas experiencias compartidas con los poetas misantecos, bajo la coordinación del profesor Estrada, nos proponemos emprender los que hemos denominado como “La Siembra del Verso”. En este contexto, para festejar los 5 años del semanario El Pregonero, el sábado 12 de junio 2010 se llevó a cabo nuestro Primer Convite de Jaraneros, contando con la destaca participación del Dueto Arpegios, conformado por el Dr. José Luis Aauz y el jaranero Juan González Posadas. Igualmente participó el grupo Son Puloq acompañando a los 20 versadores que participamos : Mateo Lagunes Salazar, Conrado Jiménez Sánchez, Noé Jiménez Sánchez, Fernando Jiménez Meza, Elizabeth Jiménez Amado, Brenda Esmeralda Jiménez Hernández, Felipe Lagunes, Antonio Montoya Carrillo, Senovio Dorantes Escobedo, José Luis Portilla Pérez, Joel Orduña Arroyo, Camilo Mújica Meza, Israel Estrada del Ángel, Guillermo Bejarano, Jesús Perea Domínguez, Mario Millán Soto, Mario Millán Soto, Juan González Posadas, José Luis Arauz, Nancy Correa Grande y Andrés Barahona Londoño.”Fue un festejo extraordinario de intercambio decimero celebrando al Pregonero en su quinto aniversario. Tuvo el público un muestrario de lo que el verso permite, porque le entramos al quite juntos veinte versadores, •consonando” en los rigores del verso en nuestro convite. ABL”. Felicidades a todos los compañeros de Misantla.

¡que siga la música !

Testimonios Jarochos es una investigación etnomusicológica del Instituto Veracruzano de Cultura.

andrescimas@gmail.com