Accueil




Corse
Canti & Musica - Anthologie de chants et musique profanes
Ocora - 2011



Participer à notre action :

      En adhérant
      Par le mécénat
 

[ Retour ]

La guitarra de 7 cuerdas
por Fábio Zanon


Una de las características más originales del choro brasileño es la peculiar utilización de un curioso instrumento, prácticamente inventado por los chorões, los tocadores de choro : la guitarra de 7 cuerdas. Aunque este instrumento existía ya en otras latitudes, los brasileños lo adoptaron y lo recrearon a su manera, y sobre todo le asignaron primero una función musical muy especial, el contrapunto en las cuerdas bajas, para luego convertirlo en un instrumento solista de plena sonoridad con un registro bajo más amplio que la guitarra convencional de 6 cuerdas.

Queremos aprovechar la elección de este aspecto particular del choro brasileño para presentar la labor de un destacado músico e investigador brasileño, Fábio Zanon, reputado guitarrista clásico, que en su blogspot en Internet (VIOLÃO com Fábio Zanon) dedicado a la guitarra brasileña en sus distintas y numerosas facetas, ha reunido una información pasmosamente enciclopédica en torno a este instrumento. Y lo ha hecho de la mejor manera posible : dando a escuchar en línea a un sinnúmero de instrumentistas, algunos famosos y otros menos conocidos, algunos de guitarra clásica y otros de guitarra “popular erudita”, pero todos de suprema calidad interpretativa, todo ello acompañado de sus interesantes, pertinentes y concisos comentarios dichos con su agradable y sonora voz de barítono. Estos programas, difundidos por Internet en portugués, llegaron a sumar más de 160 episodios de una hora cada uno, ilustrados con las carátulas de los discos escogidos para cada gran intérprete y/o creador. Lamentablemente, esta labor excepcional se vio interrumpida en febrero de 2009 a raíz de la decisión de Rádio Cultura FM, que acogía estos programas, de suprimir la serie Violão com Fábio Zanon (Guitarra con Fábio Zanon) de su programación para este año. Tratándose de un tema prácticamente inagotable, dado el asombroso número de excelentes guitarristas que ha habido, hay y seguirá habiendo en el Brasil, es una pena que se haya suspendido esta serie. Esperemos que se reanude en breve.

Hemos obtenido la autorización de Fábio Zanon para traducir su programa dedicado a la guitarra de 7 cuerdas, que es el n° 150 de los 161 repertoriados y que figura en el siguiente sitio Internet : "VIOLÃO com Fábio Zanon", en donde se puede visualizar su roteiro (guión), esto es, los 15 ejemplos musicales con que ilustra este tema.

Presentamos a continuación, en letra cursiva, nuestra traducción del portugués al español de este programa de Fábio Zanon dedicado a la guitarra de 7 cuerdas brasileña, con las ilustraciones originales, más algunas cuantas complementarias que introdujimos por cuenta nuestra. Se exponen todos los ejemplos musicales escogidos por Zanon, que pueden escucharse haciendo clic en el título de cada pieza (en letra mayúscula azul) o en la carátula de los discos.

Queremos destacar que en los ejemplos musicales que se refieren a la guitarra de 7 cuerdas como instrumento de acompañamiento, se aconseja al oyente prestar más atención al bordoneo de fondo de las cuerdas graves de la guitarra que a los instrumentos melódicos que ocupan el primer plano.



Es fascinante observar cómo la música se amolda a una cultura, al igual que la savia que corre por dentro del tronco de un árbol, que se desliza por las venas de sus hojas y adquiere su forma. Instrumentos de cuerdas tañidas existen en prácticamente todas las culturas. ¿Qué azares, que preferencias, qué contingencias llevaron a los japoneses a adoptar el koto, a los chinos la flauta, a los indios la cítara, a los árabes el laúd, a los africanos la kora, a los paraguayos y venezolanos el arpa, a los rusos la balalaica, a los portugueses la guitarra, a los estadounidenses el banjo ? ¿Es la inclinación musical de cada nación la que provoca la transformación de esos instrumentos, o son esas transformaciones fortuitas las que desencadenan un proceso de adaptación creativa y suscitan una identidad ?

El Brasil es pródigo en instrumentos tañidos. Nuestro instrumento rural, la viola caipira, proviene de la guitarra barroca europea. El cavaquinho existía ya en Portugal con el nombre de guitarrilha ; la guitarra normal, de 6 cuerdas, llegada de Francia y España, es el instrumento urbano por excelencia desde hace exactamente 200 años. Y la guitarra de 7 cuerdas, ¿es invento nuestro ?

A fin de cuentas, la guitarra de 7 cuerdas es un instrumento genuinamente brasileño en su uso, su técnica y su lenguaje. En ninguna otra cultura musical se la utiliza como la utilizamos nosotros. En el choro y el samba, es el equivalente del bajo continuo del periodo barroco, el estimulador de las líneas de bajo y el "tapahuecos" de la armonía. ¿Cuáles son sus predecesores ? La guitarra de 6 cuerdas apareció a fines del siglo XVIII y hoy día es el modelo estándar, pero a lo largo del siglo XIX todavía se experimentaba mucho, y entre los compositores románticos gozaba de gran popularidad una guitarra de 7 cuerdas, con una cuerda grave suplementaria.

Antonio Jiménez Manjón
ROMANZA No.3
Raphaella Smits
Accent2 : Antonio Jiménez Manjón 1866-1919 (1998)


Este instrumento creado por Vicente Arias tenía una séptima cuerda activa en el mango, contrariamente a los modelos franceses en los que esa cuerda estaba fuera del mango de la guitarra. Un instrumento más sorprendente es la guitarra rusa de 7 cuerdas, afinada en sol mayor.

Sergei Orekhov Polka 7 strings guitar :
Youtube : Sergei Orekhov Polka 7 strings guitar

Los rusos utilizaron ese modelo durante todo el siglo XIX, hasta los conciertos de Adrés Segovia en los años 1930 que acabaron imponiendo la guitarra occidental de 6 cuerdas, con lo que la guitarra rusa cayó en desuso. Sin embargo, existe una inmensa literatura romántica para este instrumento.



Vasilii Sarenko
ROMANCE SEM PALAVRAS
Leif Christensen
Paula : Russian Guitar (1985)


¿De dónde vendrá nuestra guitarra de 7 cuerdas ? Hasta el momento no tenemos una respuesta definitiva, son rumores, meras especulaciones. Aparece en Río de Janeiro a principios del siglo XX. Según los testimonios de Pixinguinha y João da Baiana, había un grupo de gitanos en el barrio de Catumbi en el que se tocaba la guitarra rusa. Éstos estaban en contacto con una comunidad de nordestinos llamada Pequeña África, alrededor de la Plaza Once, cuna del samba urbano. Otra leyenda urbana es que el guitarrista Tute vio un día en la casa de la Tía Ciata una foto de un ruso tocando una guitarra de 7 cuerdas que lo incitó a hacer lo mismo.

Ninguna de esas leyenda ha sido comprobada con rigor. Lo innegable en cambio es la necesidad musical : en los inicios del choro, los guitarristas imitaban la línea de los bajos de los bombardinos y tubas. Poco a poco los bajos fueron cobrando complejidad y haciendo contrapunto a la línea melódica. Muchos choros están escritos en tonalidades más propias para los instrumentos de viento. La séptima cuerda corrige esta anomalía pues facilita el paso a tonalidades llenas de bemoles y aumenta la tesitura de la región grave. Así pues, el nuevo instrumento arraigó porque cumplía una función musical. Además, se tocaba con cuerdas de acero, de sonido más brillante, para poder sobresalir repentinamente y rasgar la textura del conjunto que, en aquella época, tocaba sin ninguna clase de amplificación.

Tute y Pixinguinha

Lo que sí puede decirse con certeza es que los primeros guitarristas que utilizaron un instrumento de 7 cuerdas fueron China, Otávio Vianna, hermano de Pixinguinha, y Artur de Souza Nascimento, apodado Tute.



Alfredo Vianna, Pixinguinha
LA-RÉ
Os Oito batutas
Victor : Lá-Ré/Pra quem é... (1923)
Revivendo : Oito Batutas (1995)


Desdichadamente las grabaciones de los Oito Batutas de Pixinguinha son escasas y las guitarras no se escuchan con claridad, pero se puede advertir, en líneas generales, que todavía estamos en una fase de transición : las guitarras no tienen aún la fluidez actual, pero ya no son tampoco el chun-ta-tá rudimentario del lenguaje de la banda. Tute tuvo una larga carrera que comenzó con la Banda do Corpo de Bombeiros, donde era otro tipo de "bombero" –tocador de bombo- y, como guitarrista, acompañó a artistas como la pianista Chiquinha Gonzaga y el bandolinista Luperce Miranda. Además de que se le adjudica la invención de nuestra guitarra de 7 cuerdas, la generación de Tute y China desenvolvió el lenguaje de las baixarias : las ricas volutas contrapuntísticas de las cuerdas bajas que confieren una personalidad especial al género y cuyo lenguaje fue asimilado por compositores sinfónicos como Mignone y Villa-Lobos. Sin embargo, la guitarra de 7 cuerdas sólo se afirmaría en los años 1950, en la figura de su adalid, Dino 7 Cordas.


Noel Rosa e Vadico
CONVERSA DE BOTEQUIM
Raphael Rabello e Dino Sete Cordas
Caju Music : Raphael Rabello e Dino 7 Cordas (1991)


Horondino José da Silva, apodado Dino 7 Cordas, nació en 1918 y se crió en Santo Cristo, un suburbio de Río. Aprendió a tocar la guitarra con su padre, en las rodas de choro –encuentros espontáneos de músicos en torno a una mesa- y gracias a la radio. Al terminar la escuela primaria, trabajó en una fábrica de calzado. Su primer trabajo como músico consistió en acompañar al cantante Augusto Calheiros en circos. Siendo joven todavía, fue llamado a reemplazar a un colega enfermo en el conjunto regional del flautista Benedito Lacerda, con quien trabajaría luego durante varios decenios.


Mário Álvares da Conceição (Mário Cavaquinho)
TEU BEIJO
Jacob do Bandolim
RCA Victor : Primas e Bordões (1962)
Instituto Jacob do Bandolim : Primas e Bordões (2006)


No fue sino hasta 1953 cuando Horondino se convirtió en Dino 7 Cordas. Antes no se atrevía a utilizar la séptima cuerda, pues la consideraba un invento de Tute, a quien admiraba incondicionalmente. Al fallecer Tute, Dino retomó el cetro y pasó a ser probablemente el guitarrista más admirado de la música brasileña que nunca trabajó como solista y cuyo nombre nunca figuró en letras grandes en las carátulas de los miles de discos que grabó. En el apogeo de su carrera, Dino pasaba más de 12 horas al día en el estudio de grabación, a veces hasta sin almorzar. Desde Pixinguinha hasta Marisa Monte, no ha habido en el Brasil músico ni cantante destacado que no haya sido acompañado por Dino.


Angenor de Oliveira (Cartola) e Dalmo Castelli
DISFARÇA E CHORA
Cartola com Dino Sete Cordas
Marcus Pereira : Cartola (1974)


¿Por qué es referencial el estilo de ejecución de la guitarra de 7 cuerdas creado por Dino ? Además de la solidez de su apoyo, heredada de Tute, Dino aportó algo más que proviene de su larga convivencia con los duetos de Benedito Lacerda en la flauta y Pixinguinha en el saxo. Pixinguinha era un genio del contrapunto intuitivo y complementaba de forma sorprendente la trama de la flauta de Lacerda, con gran inventiva melódica y armónica. Dino asimiló esa elegancia del fraseado en la guitarra de 7 cuerdas. En esos conjuntos regionales, consolidó el dueto con Jaime Florence, apodado Meira, en la guitarra de 6 cuerdas, que constituye la columna vertebral que sostiene al cantante o al solista. Es ésa la escuela de la guitarra de acompañamiento brasileña.


Dino 7 Cordas
Angenor de Oliveira (Cartola) e Osvaldo Martins
SIM
Cartola com Dino Sete Cordas
Marcus Pereira : Cartola (1974)


La principal diferencia no es la presencia de la séptima cuerda, sino su utilización, su intención. Los bajos de Dino son imprevisibles pero inevitables, su acentuación rítmica es riquísima, su toque es más suave que el de sus contemporáneos, y eso recordando que la guitarra de 7 cuerdas clásica se tocaba entonces con cuerdas de acero. Marcello Gonçalves, otro gran guitarrista de 7 cuerdas, dice que las grabaciones de Dino son clásicas no sólo por lo bien que toca la guitarra, sino porque lo hace sin invadir, ayudando al cantante a cantar mejor, sin captar la atención hacia sí mismo.


João Nogueira
ESPELHO
João Nogueira com Dino Sete Cordas
Jam Music : João Nogueira através do Espelho (2001)


En los años 1960, con la joven guardia, el trabajo en los estudios disminuyó y Dino se vio obligado a tocar la guitarra eléctrica para sobrevivir. Posteriormente, el nombre de Dino sólo figuró destacadamente en una carátula de disco, en 1991, cuando grabó con su principal heredero, Raphael Rabello. Falleció de pulmonía en 2006, finalmente reconocido por la nueva generación, objeto de estudio obligatorio para los adeptos de la guitarra de 7 cuerdas y tema de tesis universitarias. Corresponderá a Luiz Otavio Braga hacer la siguiente aportación al lenguaje de la guitarra de 7 cuerdas.

Luiz Otavio Braga


CHORO DE MÃE (Wagner Tiso)

Luiz Otavio Braga, nacido en Belén en 1953, fue unos de los integrantes del grupo Camerata Carioca fundado por Radamés Gnattali. Se le considera el primero en tocar la guitarra de 7 cuerdas con cuerdas de nailon, utilizando un instrumento finísimo fabricado por Sérgio Abreu. Esa peculiaridad, además de dar redondez al sonido del instrumento, le abrió nuevas perspectivas como instrumento solista, un paso que Dino deliberadamente nunca dio. Quien afianzaría luego la guitarra de 7 cuerdas como solista fue aquel otro músico superdotado, Raphael Rabello.


Sebastião Barros (K-Ximbinho)
TERNURA
Paulo Moura, Zé da Velha, César Faria e Raphael Rabello
Kuarup : Mistura e Manda (1983)


Haremos obviamente un programa completamente dedicado a Raphael Rabello, mas cabe señalar que este último estudió durante quince años el arte de Dino 7 Cordas y llegó incluso a imitar hasta sus modales y su manera de vestir. Rabello dejó también una copiosa discografía como acompañante de artistas como Elizeth Cardoso, Ney Mattogrosso, Paulo Moura, Nelson Gonçalves, etc. Y en ese ámbito también innovó, con un estilo más rapsódico que adopta ocasionalmente un dejo aflamencado.


Antônio Carlos Jobim
LUIZA
Raphael Rabello
RCA : Todos os Tons (1992)


Hoy día vivimos una edad de oro de la guitarra de 7 cuerdas, no sólo en su función tradicional de instrumento acompañante, sino además en manos de los mejores solistas. Esa tendencia se afirmó en gran medida gracias al sonado éxito del joven prodigio de la guitarra de 7 cuerdas, Yamandú Costa.


Yamandú Costa
CHORANDO POR AMIZADE
Yamandú Costa e Rogério Caetano
Eldorado : Yamandú (2001)


Yamandú será también objeto de uno de nuestros programas, pero es importante señalar que él es hoy en día probablemente el instrumentista más conocido del país, y además sin haber acompañado nunca antes a cantantes, estrategia innovadora que tiende a impulsar la popularidad de un instrumentista.

Rogério Caetano y Yamandú Costa

En varias capitales del Brasil existe un renovado interés por el choro, propiciado por una diversidad de programas sociales de enseñanza de ese género. Además, como el samba y el pagode son géneros que parecen perennes, siempre hay demanda de guitarristas de 7 cuerdas. Es bastante común ver a cantantes como Zeca Pagodinho o Beth Carvalho acompañados por músicos de excelente calidad, como Marcello Gonçalves, uno de los guitarristas de 7 cuerdas más admirados.



Jacob Pick Bittencourt (Jacob do Bandolim)
AGÜENTA SEU FULGÊNCIO
Trio Madeira Brasil
Independente : Trio Madeira (1997)



Marcello Gonçalves : FORMOSA

Marcello Gonçalves nació en 1972 y todavía me acuerdo de él como estudiante de guitarra clásica. Hoy es uno de los guitarristas de 7 cuerdas más solicitados del país. Otro artista que ha dejado una honda marca en la guitarra de 7 cuerdas es Rogério Caetano, dueño de un raciocinio musical singular y una auténtica enciclopedia de la música popular brasileña.

Marcello Gonçalves

Los bohemios

En Sao Paulo hay dos grandes guitarristas de 7 cuerdas muy respetados. Uno de ellos mantiene la tradición de la guitarra colgada de la pared de una peluquería, que cualquier parroquiano puede ponerse a tocar, y es un verdadero símbolo de la presencia de la guitarra suburbana. Se trata de Zé Barbeiro, un músico autodidacta de intuición infalible.


Alessandro Penezzi
Nho Quin
Alessandro Penezzi com Zé Barbeiro
Independente : Alessandro Penezzi (2006)


Dino dejó una imagen del guitarrista de 7 cuerdas como un sujeto lacónico, imperturbable, simpre vestido de pantalón y camisa, con gorra y lentes ahumados. El apodo del guitarrista de 7 cuerdas, obviamente, es de familia : 7 Cordas. He aquí en Sao Paulo un brillante exponente de esa familia : Luizinho Sete Cordas.


Radamés Gnattali
REMEXENDO
Euclides Marques com Luizinho Sete Cordas
Kuarup : Euclides Marques/Luizinho 7 Cordas (2006)

 

 

Euclides Marques y Luizinho 7 Cordas



[Texto en portugués de Fábio Zanon traducido al español por Oscar Barahona.]

oscarbarahona@hotmail.com